Cómo Debe Ser la Mochila Escolar

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Cómo Debe Ser la Mochila Escolar

Con la vuelta al cole vuelven los libros, los bolígrafos, los lápices… y ¡la mochila! Cada año nuestros niños llevan más peso a clase, por eso es necesario buscar una mochila adecuada para que no le dañe la espalda. Además. Es conveniente que los niños conozcan la postura y la forma en la que la deben llevar para hacerse el menor daño posible. Los padres tienen entonces la labor de enseñarles cómo deben llevarla.

En los últimos años se han desarrollado y extendido los modelos de mochila que no se llevan en la espalda, sino que son un carrito que se arrastra, similar a un carro de la compra o una maleta. Es una idea muy práctica y una buena ayuda para tu hijo. Pero si prefiere llevar otra cosa, es mejor decantarse por una mochila escolar tradicional para llevar a la espalda antes que una bolsa que deje todo el peso sobre el mismo hombro.

Hay que buscar una que cumpla unos requisitos que no le haga daño. Los tirantes deben ser anchos, extensibles y acolchados, para distribuir mejor el peso. Debe estar hecho de materiales semiblandos y anatómicos. Es preferible que incorpore un cinturón, también acolchado, para fijar la mochila a la espalda. Aprovechar todos los departamentos de la mochila para repartir el peso, y colocar los más pesados en la zona inferior. Nunca debe superar el tamaño de la espalda del niño.

El peso de la mochila, según los especialistas, nunca debería superar el 10% del peso corporal del niño. Evita que lleven cosas innecesarias, cuanto menos pese mejor. En cuanto a la postura, se debe colocar pegada al cuerpo y en la zona baja de la espalda, no en la superior. Por supuesto, evita que utilice la mochila de un solo asa.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos


0 Comentarios Enviar un comentario