Alimentación durante la lactancia

Cuando estamos en  la etapa de lactancia, debemos estar bien alimentadas, con todas las vitaminas y nutrientes que necesita nuestro cuerpo , ya que,  al dar el pecho existen grandes posibilidades  de perder peso. Deberíamos incorporar cerca de 500 calorías más,  ya que nuestro cuerpo realiza un esfuerzo metabólico que favorece  la generación de leche.

lactancia

Con esto,  no te queremos decir que debas comer en exceso,  sino que tus alimentos deben de estar acorde a esta etapa de tu vida, ten en cuenta que comer bien no quiere decir comer mucho.

Durante la lactancia,  deberás controlarte el peso de manera periódica, si ves algún cambio repentino, ya sea una subida elevada y una disminución considerable,  debes  de consultar a tu  médico.

En esta etapa se consumen las reservas de grasas que se van acumulando durante el embarazo para la producción de la leche. No es aconsejable llevar una dieta baja en calorías, ya que esto,  puede verse vinculado con la leche producida y provocar una leve desnutrición de la madre.

La cantidad de proteínas deben de  ser mucho mayor que la cantidad que se consume habitualmente porque  gran parte de ellas,  pueden provenir de carnes con poca grasa (aves, pescado), además de huevos, leche y otros derivados que no cuentan con mucha grasa.

Otros  alimentos aconsejables son  el pan, el arroz, las pastas, las patatas y las legumbres.

Los alimentos que ingieras deberán contar con vitamina A, D, E, C, B1, B2 y  acido fólico.

Es aconsejable,  comer grandes cantidades de ensaladas y frutas ,como:  cítricos, frutas tropicales que te brindaran la fibra necesaria.

No olvides que los lácteos cuentan con importantes cantidades de calcio, uno de los componentes principales de la leche materna. Si consumes alimentos con calcio podrás evitar la desmineralización.

Por último,  te aconsejaremos consumir grandes cantidades de líquidos: infusiones, zumos, agua (la leche materna cuenta con un 90 por ciento de agua y  ésta se debe reponer). Mientras le des el pecho a tu hijo, tómate un vaso de agua.

Foto | Flickr

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *