Cocina Divertida para Mi Bebé

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Comida Divertida para mi Bebé

Muchas veces nos hemos dado cuenta como padres que nuestros bebés son muy inteligentes. De hecho, son más inteligentes de lo que nosotros creíamos. Sin embargo, hay una práctica habitual que engaña hasta el más sabio del mundo. Presentar una cocina divertida para tú bebé será todo un acierto, y conseguirá que tu pequeño pruebe aquellos alimentos que de otra forma sería imposible.

Nos pasa también a las personas adultas. Vemos algo y por su forma de presentarlo o aspecto nos es sugerente a los sentidos. Por ello, te proponemos en este blog que hagas lo mismo con las comidas de tu bebé para que pueda alimentarse correctamente.

La primera idea es dar forma divertida a algunas comidas, como por ejemplo, los huevos fritos. Compra moldes estrellados, con forma de cuadrado, o cualquiera que puedas imaginar que haga distinto al huevo frito de siempre. Puede ser que el más pequeño de la casa crea que ahora –con esta nueva forma sepa mejor– y se decida a comerlo.

Otro de los trucos maravillosos es ser imaginativos con la comida. Utilizar las salsas más habituales (no hace falta que seamos amplios conocedores de la comida o que preparemos salsas muy exquisitas; es decir, mayonesa, ketchup, etc) para jugar con ellas. Pintar una cara con una sonrisa muy grande o el escudo de su equipo de fútbol, puede hacer de cualquier comida más agradable de lo que creemos.

Al final, la comida es la misma, pero la imaginación de la madre o el padre hará que nuestro niño pueda comer más de lo que ellos, y nosotros mismos esperábamos. Todo un acierto y sino fíjate en el auténtico ‘bicho’ que hemos creado en la foto de portada. Un par de aceitunas como ojos, queso en la barbilla, trocitos de jamón en las cejas…

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos


0 Comentarios Enviar un comentario