Cómo elegir una silla de coche para niños

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Si estás buscando una silla de coche para niños debes saber que es una tarea complicada y, al mismo tiempo, bastante importante. Los detalles a tener en cuenta al elegir entre las sillas de coche son muchos y todo para aportar el máximo de seguridad a los más pequeños que, en caso de accidente, estén lo más protegidos posible.

Cómo elegir una silla de coche para niños

Lo primero a tener en cuenta es que la silla ideal es aquella que se adapte a las necesidades de cada familia. Por supuesto, debes tener en cuenta la edad, la estatura y el peso de los niños que la utilizarán pues esos factores son clave para elegir entre distintos tipos de silla y cumplir con las reglas de seguridad. Pero hay otros factores a tener en cuenta que no suelen estar reflejados en las indicaciones. No obstante, tenerlos en cuenta ayudará a elegir la silla más adecuada.

Tipos de anclajes

Para una colocación perfecta, todas las sillas deben colocarse con 3 puntos de anclaje.

En este momento es importante saber si cuentas con un coche con sistema Isofix. Esta opción ofrece una seguridad extra al contar con indicadores de verificación que aseguran una correcta colocación de la silla. Si el coche cuenta con el sistema, optar por una silla que lo tenga te permitirá utilizar ese extra de seguridad. Caso contrario, podrás tener igualmente una silla segura aunque necesitarás más atención al comprobar que la tienes bien colocada.

Si tu coche no tiene el sistema Isofix, entonces una silla con ese sistema no te será de ayuda y pueeds optar por una con cinturones de seguridad. También hay sillas con sistema Dual, ideal para utilizar tanto en coches con sistema Isofix como en los que no lo tienen.

Protecciones laterales y cervicales

Los impactos laterales son los que más daños suelen producir a los menores. Y aunque el coche tenga airbag lateral, dada la estatura del menor es muy probable que no lo proteja adecuadamente. Así, elegir una silla con protección lateral y cervical es una buena decisión para proteger lo máximo posible a los pequeños viajeros.

Comodidad

Hablar de comodidad no es precisamente lo mismo que seguridad. Sin embargo, una silla cómoda hará que los pequeños viajen más confortables y se quejen menos. Si ellos van bien, las distracciones al volante por necesitar ver qué les pasa se reducen y aumentamos la seguridad del viaje.

Pero no solo debemos elegir comodidad por la seguridad sino para que los pequeños disfruten del viaje. Una silla ergonómica y con asiento ajustable permitirá un viaje más placentero, algo que gana importancia a medida que los viajes se hacen más largos.

Comprobar etiquetas de homologación

Según el Reglamento General de Circulación, los menores de 135 cm deben viajar con un sistema de retención infantil homologado. Esto significa que, por mucho que nos guste una silla, si no está homologada no nos servirá. Y, una vez más, utilizarla significaría arriesgar una multa y, lo que es peor, la seguridad de nuestros niños durante el viaje.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos


0 Comentarios Enviar un comentario