Cómo identificar la escarlatina en el bebé

La escarlatina es una enfermedad que afecta principalmente a los niños entre las edades de dos y diez años. Es una erupción cutánea muy contagiosa causada por una infección por estreptococos que crea la toxina escarlatina.

La enfermedad se propaga a través de vías respiratorias o por contacto de la piel; las probabilidades aumentan en ambientes muy concurridos, como aulas escolares.

Es necesario valorar los síntomas que se producen; en la mayoría de los casos, la fiebre escarlata muestra una progresión a través de aproximadamente seis días. Los primeros signos que se observan son fiebre, o quejas de dolor de garganta, la cual se se verá roja; en algunos casos, podrás notar agrandamiento de los ganglios linfáticos en el cuello.

Debes de estar atenta a una erupción de color rojo brillante que aparece en la cara, que la mayor parte de las veces no se producirá alrededor de la boca, ya que es un signo distintivo de esta condición particular y que aparece generalmente alrededor del segundo día.

Comprueba la lengua del niño alrededor del tercer día, la lengua también aparecerá de color rojo brillante, y a menudo se llama lengua de fresa. La erupción también se extenderá a otras áreas del cuerpo y especialmente en los pliegues corporales, creando una erupción incómodo que afecta el cuello,  pecho y espalda, y más tarde a las extremidades.

Observa si entre el tercer y sexto día,  la erupción presenta señales de  desecación  o descamación, la cual continuará  hasta los diez a catorce días; durante este periodo de tiempo también disminuirán  gradualmente los signos de enrojecimiento.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *