Hacer que nuestros hijos coman frutas

Todos conocemos los beneficios y aportes que nos da la fruta y sabemos la importancia que tiene incluirla en la alimentación de nuestros hijos. Pero a muchos niños les cuesta comerla y no les gusta. Si este es tu caso, no desistas e intenta que la coma. Crea platos distintos, juega con la fruta y ofrécesela de forma imaginativa. Cuando son pequeños la comida muchas veces les entra por los ojos, si lo ven diferente o divertido tendrán más ganas de probarlo.

0 comentarios
adm834ha
martes, 17 julio, 2007
Niña comiendo frutas

Hoy te damos algunas ideas para atraer la atención de tu hijo hacia la fruta.

Los zumos y las macedonias pueden ser una buena forma de animarles. Los zumos no tienen que ser de una sola fruta, sino que puedes combinar varias. A la macedonia le puedes añadir yogur natural para darle más sabor. Si cortas la fruta en trocitos muy pequeñitos y lo bates bien con el yogur te quedará una crema muy esponjosa.

Otra opción son las brochetas de fruta. Compra palos de brocheta, que encontrarás en las tiendas de tu barrio en bolsas de 50 o 100 unidades a muy poco precio, y pincha en ellos trozos de fruta lavadas y cortadas. Procura que las frutas estén frías y sean de diferentes colores, para hacérselo más atractivo a la vista. Por ejemplo, combina el verde del kiwi, con el rojo de la fresa y el amarillo del plátano. O trocitos de sandía, con melón y melocotón. Si además le echas un poco de zumo de naranja por encima será más sabroso.

Otra posibilidad es crear cubitos de frutas. Lavas las piezas de fruta, las cortas en cuadraditos pequeños y las congelas. Éstos te serán útiles para echárselo a los zumos o al yogur. Además, con estos cubitos puedes hacer deliciosos helados y sorbetes. Aquí tienes una receta de un sorbete de fruta congelada:

Ingredientes:

-800 gramos de frutas troceadas y congeladas (puede ser de una sola fruta o de varias)

- 200 gramos de azúcar

- 1 limón pelado sin nada de parte blanca ni pepitas

La preparación es muy sencilla, basta con retirar la fruta del congelador unos minutos antes de preparar el sorbete y triturar todo junto.

Si utilizas leche condensada en lugar del azúcar en la receta anterior, conseguirás una refrescante crema de frutas.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *