Recupera tu intimidad tras la llegada del bebé

La llegada de vuestro bebé es motivo de una inmensa alegría. El problema es que, cuando el más pequeño se convierte en el centro de atención absoluto, es posible que descuidéis algunos aspectos importantes en vuestra relación como pareja que pueden afectar negativamente a la convivencia.

familiy_by_chimothy27

La atención que exige un bebé, sobre todo si es el primero, apenas nos deja tiempo para nada más. Sin embargo, es muy importante cuidar también de vosotros mismos, dedicando la atención que se merece a vuestro aspecto físico y recuperar el interés por arreglaros. Una buena terapia, sobre todo para vosotras, es ir de compras, acudir a la peluquería…

Con la llegada del bebé nos olvidamos de esos pequeños detalles que daban un poco de chispa a nuestra vida en pareja, por ejemplo, una cena íntima. No es necesario salir de casa para crear la atmósfera adecuada y disfrutar de una agradable velada con tu pareja. Decora la mesa, prepara algo rico y aprovechad que el pequeño duerme para pasar un rato agradable, solos. También puedes sorprender a tu pareja con un regalo inesperado, sin necesidad de celebrar nada, que sepa que sigue siendo muy importante para ti.

Durante los primeros meses, es lógico que queráis dormir con vuestro bebé en la habitación, pero, a partir de determinada edad (os lo aclarará el pediatra), es mejor que se instale en su propio cuarto. Además, de favorecer la independencia de la niña o el niño, tendréis más oportunidades de recuperar vuestra intimidad.

No os obsesionéis con el cuidado del bebé, puede llegar a cansaros y a distanciaros. Unos padres agotados y con problemas entre ellos no son el mejor referente para el pequeño. Tener un bebé es una gran responsabilidad, queredle y cuidar de él pero hacedlo también con vosotros mismos.

Imagen sujeta a licencia CC de Chimothy27

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *