red de blogs cosasde
 
 Comentarios: 1

Una de las estrategias más usadas en todos los tiempos para dormir a los bebés ha sido leerles cuentos. Aquí te contamos porqué no puedes perder esta tradición.

Leerle un cuento a un niño es la mejor forma de arrullarlo para que se quede dormido, pero los expertos dicen que también ayuda a su cretiavidad, fomentar su capacidad de escucha y concentración.

Cuando un padre o una madre narra un cuento o le canta una canción a su hijo está realizando un acto de amor. Le dedica un tiempo de calidad.

Aprenda a reconocer que los cuentos que le narra le gustan al niño, porque le pida que se lo repita.

Los cuentos abren las puertas de la imaginación, de lo mágico, pues en ellos todo resulta posible: los animales pueden hablar, aparecen palabras mágicas para abrir puertas, esto contribuye a mantener la capacidad de asombro en los niños e incentivar su creatividad.

A través de los cuentos los niños aprenden que en la vida existen los roles y de esta manera aumenta su capacidad para desenvolverse mejor en el plano social.

Los cuentos presentan mucha información geográfica e histórica que ayuda a un niño a empezar a ubicar diferentes momentos históricos y a aprender de una forma amena datos de cultura general. Además, los cuentos muestran como en la vida se van presentando problemas y que con habilidad se pueden ir resolviendo.

Selecciona entonces cuentos que tengan personajes con valores, que le permitan al niño tener modelos a seguir. Explícale porque los malos son malos, cuáles son sus antivalores y qué hace buenos a los protagonistas. Cada vez que puedas aprovecha para hacerle caer en cuenta que todo en la vida trae consecuencias, tanto las malas actuaciones como las buenas.

¿Cuáles son los cuentos favoritos de tus hijos?

 Comentarios: 1

También te puede interesar

Comentarios (1)

   Roberto
Claro, claro, todos se han vdidneo... y por eso hace Ud comparsa con el derechoso fantoche carrillista de Don Ricardón, no?
Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: