>Cosas De Bebés

Cómo prevenir la obesidad infantil desde el embarazo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Diversas investigaciones sobre la obesidad infantil, sugieren que una inadecuada dieta durante el embarazo podría significar que su niño va a terminar siendo obeso. Una dieta sana y equilibrada durante el embarazo,  parece ser una de las maneras en que se puede prevenir la obesidad infantil.

Como prevenir la obesidad infantil desde el embarazo

Una nutrición inadecuada envía señales a las células de grasa durante el desarrollo del bebé, causando un desequilibrio químico que puede provocar problemas de peso en la vida posterior del niño. Esto ayuda a saber cómo funciona el cuerpo, pero no hay que olvidar uno de los aspectos fundamentales durante el embarazo, que es la alimentación.

Las mujeres embarazadas suelen tratar de reducir el consumo de grasa para mantenerse saludables y en  forma  durante el embarazo y para tratar de limitar la cantidad de peso que pueden coger; aunque hay que pensar que la mayoría de aumento de peso, se debe a otros elementos, como la placenta, líquido amniótico, las reservas de grasa y el exceso de sangre en circulación en todo el cuerpo. La mayoría de las mujeres ganan entre 11 y 14 kilos y la mayoría del peso,  se elimina en la sala de partos.

Además de una dieta sana, hay que proporcionar un ambiente adecuado para el desarrollo del bebé; una mujer embarazada requiere de un mayor número de calorías diarias, siendo la grasas no saturadas y ricas en Omega-3 , un componente importante, por lo que es importante cuidar la alimentación.

Aunque no hay necesidad de duplicar  la ingesta diaria de alimentos, la mayoría de las mujeres encuentran que  sienten necesidad de comer más de lo habitual, pero deben de ser alimentos de la mejor calidad posible, nutritivos y repletos de vitaminas y minerales, para asegurar un buen embarazo, tanto de la madre como del niño.

Los alimentos consumidos durante el embarazo pueden tener un impacto directo en los futuros hábitos alimenticios del niño que está por nacer, así que dentro de la dieta sana, no está incluida la comida chatarra, la cual debe de  ser limitada. La investigación ha demostrado que los bebés tienen un gusto por ciertos alimentos, mientras que cuando el niño se halla en el útero, los alimentos procesados ??con un alto contenido en grasa y azúcar,  pueden ser tan perjudiciales para futuros problemas de salud como la falta de nutrientes.

Fuente Imagen: bibigeek/flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: Alimentación, Consejos, Embarazo


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar