Cómo prevenir las Estrías en el Embarazo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La celulitis no es el único problema que aparece en la piel durante el embarazo. En esta etapa, la piel de la mujer embarazada se prepara para acomodar al bebé y a medida que más se avanza, más se estira la piel. Poco a poco, la piel pierde elasticidad y esto puede llevar a la rotura de las fibras de colágeno y a la pérdida de la elastina de la piel, apareciendo en forma de vetas, visibles en la epidermis, que se llaman estrías.


Estrias y embarazo


Las estrías aparecen en estadios diferentes. En la fase inicial son de un color rosado; en la segunda fase son de color rojo púrpura hasta llegar a la última fase, en la cual  las marcas son prácticamente imposibles de eliminar. Para prevenir su aparición, es aconsejable seguir una serie de recomendaciones:

-Lleva una dieta sana, equilibrada y rica en nutrientes; no abuses de las grasas,  productos pre-cocinados y dulces, para mantener un peso justo y equilibrado, que evitará el incremento de kilos y,  por lo tanto,  la prevención de estrías.

-Hidratación. Tienes que hidratar la piel lo suficiente. Beber dos litros de agua al día y usar cremas hidratantes específicas para el pecho y el vientre, que debes de aplicar desde el principio del embarazo en las mañanas y las tardes.

-Activación de la circulación. La mejor manera de activar la circulación es tomar una ducha o un baño con agua fría o semi fría.

Masaje. Es importante masajear la zona a través de movimientos circulares para reactivar la circulación.

Las estrías pueden aparecer en cualquier parte de tu cuerpo, aunque los puntos más populares para las mujeres embarazadas son: vientre, pechos, caderas, nalgas y muslos; también hay que decir que existe una predisposición genética a padecerlas.
Las estrías son una parte de su embarazo para muchas mujeres. A pesar de que puede parecer horrible, con  el tiempo se desvanecen. No importa cuánto dinero puedes gastar en cremas para combatir las estrías, hay poca evidencia de que funcionen, sin embargo, hay tratamientos disponibles, que después del parto  pueden ayudarte al respecto.

Fuente Imagen: xornalcerto/flickr


Por:
Etiquetas:
Categorías: Embarazo


0 Comentarios Enviar un comentario