>Cosas De Bebés

Consejos para los padres durante el primer mes del bebé

Autor: Comentar
Comparte este artículo
21 marzo, 2018
¿Acaba de llegar un nuevo miembro a la familia? La ilusión os rodea, pero al mismo tiempo la tensión e incertidumbre por no saber cómo manejaros en esta nueva situación. El primer mes del bebé puede resolverse sin sobresaltos, si tenemos en cuenta algunos de los consejos que os proponemos a continuación.

Primer mes del bebé

Primer mes de vida: Cuidados básicos

El hecho de convertirse en padres es uno de los momentos más felices en la vida de una persona, pero también supone una de las tareas más arduas que podemos llevar a cabo para contribuir a su correcto desarrollo y crecimiento. Es normal que durante el primer mes del bebé cometáis errores, al fin y al cabo es lo que os hace humanos. Aunque a veces lo olvidemos, el bebé se va a convertir en el centro de atención en la casa, por lo que los padres deberán de renunciar a una parte de sí mismos para atender sus cuidados y recordar que ya no son una pareja de enamorados, sino algo más.

Hemos de recordar que durante el primer mes, el bebé se pasa durmiendo la mayor parte del día, más concretamente de 16 a 18 horas, pero se despierta durante breves períodos de tiempo para comer, de unas siete a doce veces al día más o menos.

Algunos de los cuidados esenciales para el primer mes del bebé los podemos resumir en los siguientes puntos:

El momento del baño

En lo referente a la higiene del pequeño, has de recordar que es conveniente bañarlo a diario, a pesar de que todavía no se haya caído el cordón umbilical.

Para preparar el baño es conveniente que lo hagas con agua tibia, entre unos 36-37ºC, empleando para ello un jabón neutro y una esponja blandita. Al finalizar la hora del baño, has de recordar secar muy bien la zona de los pliegues, dado que la humedad podría favorecer la formación de infecciones. Evita, igualmente, utilizar bastones para los oídos, porque podríamos dañarlos.

A la hora de limpiar los genitales, en el caso de las niñas procura hacerlo desde la vulva hasta el ano. En lo que se refiere a los niños, la mayoría nace con fimosis, no debiendo forzar la piel del prepucio hacia atrás.

Cortar las uñas y limpiar los oídos

Siguiendo con los hábitos de higiene, en lo que respecta a las uñas, lo recomendable es cortarlas con unas tijeras de borde redondeado. Lo mejor es aprovechar el momento en que están dormidos para que no se pongan nerviosos. También puedes aprovechar el momento de salir del baño, porque las uñas se reblandecerán mucho más y será más fácil cortarlas.

En el caso de los ojos y los oídos, si tienen legañas, recuerda limpiar los párpados con una gasa o algodón humedecido en agua, utilizando para ello un material diferente para cada ojo. Con este mismo método, limpiaremos de cera la parte externa de los oídos

¿Y el chupete?

El chupete es algo que ocasiona grandes dudas a los padres primerizos. No obstante, lo recomendable es no utilizarlo hasta que no se haya completado la lactancia materna durante el primer mes. En ningún momento deberá de mojarse en miel, azúcar u otras sustancias dulces.

Consejos para primer mes del bebé

Alimentando al bebé…

Si nos centramos en los hábitos alimenticios del bebé, hemos de recordar que hasta los seis primeros meses de vida, lo más conveniente para nuestro pequeño es la leche materna. Tanto esta última como el calostro, es decir, el líquido amarillento que segrega la mama durante los dos o tres primeros días será de utilidad para protegerlo frente a posibles infecciones.

Salud bucal

Para prevenir la formación de caries, es muy importante que si usa el chupete no untarlo en sustancias dulces como azúcar o miel. En el caso de que utilice biberón se ha de evitar que duerma chupando la tetina.

Prevenir accidentes

-Igualmente, si queremos evitar accidentes hay que evitar el uso de productos homologados y que cumplan con las normas de seguridad, tanto en la cuna como en las sillas de paseo, biberones, chupetes o juguetes. También debemos evitar dejar al niño solo en superficies altas sin protección como en la cama o el sofá porque a esta edad puede sufrir riesgo de caída.

Controlar el llanto

Los episodios de llanto pueden durar de dos a tres horas al día, más de tres días a la semana, produciéndose normalmente durante la tarde noche. Los bebés pueden llorar debido al hambre, a que tienen los pañales mojados, tienen frío o calor, sienten ruidos intensos o cólicos.

Cómo cambiar pañales

A la hora de cambiarles el pañal, has de lavarte muy bien las manos, elegir un lugar caliente y preparar los utensilios necesarios. Y, es que, si usas pañales desechables, deberás de utilizar un pañal limpio y una bolsa de plástico. En el caso de que sean de gasa, precisarás de un pañal limpio, imperdibles y un calzoncillo impermeable.

Para prepararlo has de soltar los cierres adhesivos del pañal y doblarlos hacia atrás, pegándolos sobre sí mismos para que no se adhieran a la piel del pequeño. Si hay restos de heces, retíralos con el propio pañal. Con una mano, sujeta al bebé por los tobillos y sube levemente las piernas para elevarle un poco las nalgas. Has de doblar al medio el pañal sucio y dejarlo bajo las nalgas del bebé, con la parte sucia en el interior del pañal. Para limpiar el área genital, has de utilizar una toallita desechable. Cuando hayas cambiado un pañal sucio por otro limpio, cierra bien pegando las dos tiras adhesivas a los lados, asegurándote de que quede bien ajustado. En cuanto al pañal sucio, ciérralo bien y guárdalo en la bolsa de plástico

Posición para dormir

La mejor posición para dormir a nuestro bebé es boca arriba dado que reduce notablemente los casos de muerte súbita, además de reducir los casos de apnea del sueño, es decir, breves interrupciones de la respiración del bebé durante el sueño, dado que se favorece el paso del aire.

En cualquier caso, también se aconseja alternar colocando al bebé tumbado sobre ambos lados para evitar que el cráneo se deforme.

La plagiocefalia o deformidad en la cabeza caracterizada por el achatamiento de la parte trasera y una asimetría a nivel craneal se ha desarrollado con frecuencia por el hecho de dormir boca arriba a nuestros pequeños con bastante frecuencia. Por eso mismo, los pediatras aconsejan ir variando entre posiciones laterales y boca arriba.

Consejos para primer mes del bebé

Cómo sostener al bebé recién nacido

Has de tener en cuenta algunos factores fundamentales:

-El bebé debes sostenerlo con suavidad, pero con firmeza. Para transmitirle la sensación de seguridad similar a la que pueda percibir en el útero materno, los movimientos efectuados no deben de ser demasiado bruscos. Dado que el bebé no puede sostener la cabeza por sí mismo es importante de que siempre esté bien sujeta, de ahí que no sea aconsejable utilizar sillas durante los dos primeros meses.

-Para llevarlo en brazos y mantener contacto visual, hay que apoyar su cabeza en el codo, mientras el cuerpo descansa sobre el brazo y se le sujeta el culito con la misma mano.

-Para expulsar los gases al que sujetarlo del culito al tiempo que se apoya su cabeza y cara en el hombro del adulto y se le dan unas palmaditas en la espalda. Si quieres calmar los cólicos o la retención de aire en el abdomen, deberás de sujetarlo boca abajo con el tronco apoyado en el antebrazo.

Alimentación durante el primer mes del bebé

Como decíamos antes, el mejor alimento para el primer mes del bebé es la leche materna. Los niños alimentados con pecho presentan un menor riesgo de sufrir catarros, alergias, diarrea, eccemas, asma u otitis media. Con la leche materna, no sufrirá alteraciones nutricionales.

El bebé deberá de tomar pecho cuando tenga hambre. Los primeros días lo hará con mayor insistencia, dado que tendrá menos fuerza y se dormirá antes. Estos momentos de descanso ayudarán a la madre a producir más leche, adaptándose de esta forma a las necesidades de su hijo.

Por lo general, un recién nacido mama entre ocho y doce veces a lo largo del día.

Es algo habitual que durante los primeros quince días de vida, el pequeño pierda algo de peso, un proceso totalmente normal que no guarda relación por el hecho de recibir más o menos leche. Siempre que la orina y las heces sean normal, todo se desarrollará correctamente.

En este sentido, has de recordar que los recién nacidos pueden defecar unas cuatro o cinco veces al día. Aunque a veces pueden llegar hasta las diez veces. Las deposiciones más normales son las verdosas o amarillentas que tienden a ser líquidas.

primer mes del bebé

En el caso de que no puedas o no quieras darle leche, lo mejor que puedes hacer es optar por una leche adaptada de inicio. Antes de preparar el biberón, has de lavarte las manos. La leche debes darla a temperatura ambiente, en función del gusto del bebé. Si en lugar de leche líquida, optas por la leche en polvo, procura atender las normas del fabricante.

Si precisa de vitaminas, la única necesaria es la vitamina D, esencial para la absorción normal de calcio y la correcta mineralización de los huesos, cuya fuente principal es el sol. Dependiendo de las circunstancias de cada bebé (si es prematuro o ha tomado leche materna) y de su entorno (latitud geográfica o sus propios hábitos de exposición solar), el pediatra recomendará seguir unas pautas u otras.

¿Habéis seguido alguno de estos consejos para el primer mes del bebé?, ¿qué otros añadiríais según vuestra experiencia?

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos