>Cosas De Bebés

Todo sobre los dientes del bebé

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Los dientes del bebé pueden surgir sin dolor, pero en ocasiones puede generar molestias con las que nuestros pequeños se muestren más irritados. El proceso de erupción dental y algunos de sus cuidados más característicos los expondremos en nuestro blog de Bebés. ¿Preparados?

dientes del bebé

 ¿Cuándo comienzan a salir los dientes?

Los dientes temporales, también conocidos como dientes de leche, empiezan a salir a partir del quinto o el sexto mes aproximadamente. Los primeros en aparecen suelen ser los llamados incisivos centrales inferiores. Este proceso de erupción dental concluirá cuando los pequeños cumplan su primer año de vida, momento en el que los niños suelen tener cuatro incisivos superiores y otros cuatro inferiores.

Posteriormente, cuando llegue a los 16 y 20 meses surgirán los molares y los caninos respectivamente. En líneas generales, se podría decir que hacia los 30 meses aproximadamente suele concluir el proceso de erupción dental de los niños, variando de unos cuatro a seis meses de unos niños a otros.

En lo que se refiere a los dientes permanentes, podríamos distinguir dos etapas bien diferenciadas. Por un lado, tendríamos que a partir de los seis años se desarrollarán los primeros molares definitivos y se cambiarán los ocho incisivos centrales, los cuatro superiores y los otros cuatro inferiores.

La segunda etapa abarcaría entre los 10 y los 12 años que es cuando surgen los segundos molares permanentes.

No obstante, los dientes definitivos no saldrán hasta llegar a los 20 años cuando suelen aparecer los terceros molares o también conocidos como “muelas del juicio”, aunque su formación y erupción no es la misma en todas las personas, dependerá de una serie de factores como la posición o el tamaño de las piezas dentales.

Síntomas de la salida de los dientes del bebé

A lo largo de todo el proceso de erupción de los dientes del bebé pueden surgir los siguientes síntomas o complicaciones:

-Uno de los síntomas más notorios es el llanto continuado del bebé, que se presenta como la forma que tiene nuestro pequeño de comunicar que se siente incómodo e irritable. El problema de este síntoma es que el llanto puede ser causado por otros muchos factores, lo que ocasiona un auténtico quebradero de cabeza para los padres hasta que logramos identificar la raíz del problema.

dentición del bebé

-Otros síntomas de la salida de los dientes del bebé estaría relacionado con su inapetencia para comer, despertarse con frecuencia llorando en mitad de la noche. Todas ellas son situaciones que terminarán generando irritabilidad al pequeño y angustia a los padres, especialmente si son primerizos y no son capaces de averiguar los signos inequívocos de que la complicación radica en un diente que está saliendo.

-La erupción dental también puede producir dolor en las encías, por lo que es lógico que llore y se comporte con irritabilidad.

-Por otro lado, también se podría destacar la salivación en exceso o su necesidad de morderlo todo hasta el punto de que se lleve las manos a la boca, incrementando de esta forma la saliva del bebé.

-Hay otros síntomas que se asocian a la salida de los dientes del bebé se deben a otras enfermedades o afecciones como es el caso de la fiebre, que algunos expertos no dudan en relacionar con la inflamación de las encías y otros a la aparición de alguna infección que se puede producir como consecuencia de que el bebé se lleve todo a la boca, por lo que llegará a estar más en contacto con los gérmenes.

 Cómo aliviar el dolor de la dentición

Para aliviar el dolor de la dentición podemos seguir algunos de los siguientes consejos:

-Algunos médicos recomiendan el uso de mordedores para atenuar las molestias. Especialmente son recomendables los mordedores que se puedan enfriar en la nevera, dado que las bajas temperaturas tienen un efecto antiinflamatorio y vasoconstrictor. Lo que hemos de evitar es congelarlos, porque podrían quemar la encía del bebé.

-Por otro lado, también podríamos aplicar pequeños masajes con nuestro dedo índice en la zona donde tiene más molestia. Se recomienda introducir el dedo en agua fría previamente. No obstante, también podemos servirnos de un dedo de silicona, que estará pensado de forma específica para este tipo de superficies y que se vende cómodamente en farmacias. También podemos hacernos con geles pensados para este tipo de dolencias.

-Apreciarás que el bebé, al tocarse las encías con la lengua, tiende a generar por sí mismo mayor cantidad de saliva. Para evitar irritaciones en la barbilla como consecuencia del babeo, opta por ponerle un babero para limpiarle cada vez que lo necesite.

dentición del bebé

-El metal frío también puede resultar muy tranquilizador. Por eso mismo, hazte con una cuchara de té común, colócala en el refrigerador y cuando se encuentre completamente fría, frota la parte posterior de la cuchara contra las encías de tu bebé.

-También hay estudios que confirmar el hecho de que amamantar a los bebés ayuda a disminuir la dolencia que puedan tener, dado que se sienten más seguros y calmados. La lactancia, por otro lado, tiene la ventaja de que ayuda a alinear los dientes del bebé y prevenir la maloclusión posterior.

-Una forma eficaz de aliviar el dolor de mueles es, precisamente, hacer uso de los clavos de olor. Para los bebés, más concretamente, sería interesante hacer uso del aceite de clavo o una infusión que podrás aplicar cómodamente a modo de masaje.

¿Qué tipo de remedios utilizáis vosotros para los dientes del bebé? ¡¡Nos encantaría escuchar vuestra opinión!!

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario