Efectos para los niños fumadores pasivos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Los niños y las mujeres en épocas de embarazo corren un mayor riesgo que los adultos bajo los efectos negativos del humo del tabaco. Todavía se están desarrollando físicamente, pero su tasa de respiración es más rápida que la de los adultos. Los niños inhalan y exhalan de aproximadamente 14 a 18 veces por minuto y los recién nacidos pueden respirar hasta 60 veces por minuto 



Cuando el aire está viciado por el humo del cigarrillo,  los pulmones en desarrollo de los niños reciben una mayor concentración de toxinas inhaladas;  además de que los niños pequeños tienen menos control sobre su entorno que los adultos y el aire de toda la casa está viciado.

Es importante señalar:

-Los bebés cuyas madres fumaron durante el embarazo suelen pesar menos al nacer que  de madres no fumadores.

-Los bebés cuyas madres fumaron durante el embarazo corren un mayor riesgo de problemas de desarrollo, tales como dificultades de aprendizaje y parálisis cerebral.

-Los fetos expuestos a los productos químicos de los cigarrillos, que pasa a través de la placenta, se cree que están en un mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.

-Los niños que pasan una hora en una habitación llena de humo,  inhalan químicos muy tóxicos, igual a fumar 10 cigarrillos.

-El asma se agrava  por el humo del tabaco y éste es responsable de miles de nuevos casos de asma cada año.

-Entre los niños menores de 18 meses de edad, el humo del tabaco está asociado con casos de bronquitis o neumonía cada año.

-Los niños en hogares donde se fuma sufren más infecciones del oído medio, ya que el humo del cigarrillo inhalado irrita la trompa de Eustaquio y las derivaciones posteriores y son la causa más común de pérdida de audición en los niños.

-Entre el 50 y el 75% de los niños tienen niveles detectables de nicotina en su torrente sanguíneo.

Fuente Imagen ThinkStock.

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Desarrollo, Infancia


0 Comentarios Enviar un comentario