Las Primeras Palabras del niño

Sujeta a Licencia CC de Atribución. Autor: jmegjmeg

0 comentarios
adm834ha
martes, 22 julio, 2008

Que un niño empiece a hablar es siempre una experiencia inolvidable. Con el paso de los años se le recordará cuál fue su primera palabra.

Es responsabilidad de los padre ayudarle e incentivarle en dar ese paso tan importante en cuanto a la comunicación personal. Esta etapa empieza a partir de los doce meses de edad del pequeño, es entonces cuando el niño ya pronuncia de una a cinco palabras inteligibles, y es capaz de reaccionar correctamente a órdenes sencillas, las comprende y las leva a cabo.

Como ya hemos dicho, los padres suponen un apoyo importante en este desarrollo y pueden llevar a acabo una labor de estimulación y ejemplo para sus hijos. Si como padre quieres saber como ayudar a tu hijo e el desarrollo de esta capacidad, lee atentamente los siguientes consejos:

Dale instrucciones claras, sencillas y positivas. Es importante cerciorarse de que las instrucciones son totalmente claras y no pueden conducir a error, pues los pequeños aún no comprenden bien del todo las exposiciones muy largas y si utilizar órdenes muy complejas no entenderán lo que quieres decir. Usa instrucciones del tipo: Dale este papel a tu padre que está en el salón.

Incítale a hablar y a mantener conversaciones mediante preguntas y estímulos. También puedes darle instrucciones para que lo haga, por ejemplo, si alguien le ofrece alguna cosa, pídele que dé las gracias.

Las canciones son otra buena forma de ayudarle a expresarse, si le incentivas a cantar canciones infantiles que ya conozca le ayudará a pronunciar mejor las palabras y a comprender su significado.

Repetir los nombres de objetos, partes del cuerpo o cosas cotidianas señalándolas también le ayuda a crear imágenes mentales de los objetos y conocer mejor su significado.

La mejor forma de comunicarse con el niño es utilizando frases cortas de palabras sencillas y concretas, sobre todo en lo que a objetos físicos se refiere. Evita las palabras que hacen referencia a conceptos abstractos, para que el pequeño conozca de lo que se está hablando.

Y por último, como progenitor estás obligado a ser un ejemplo a seguir por tu hijo, por lo que incentivar la lectura en familia o conversar sobre aspectos cotidianos ayudará a tu hijo a expresarse con libertad, y de este modo conocer mejor el mundo de la comunicación.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *