Las vitaminas más beneficiosas para el crecimiento del niño

Las vitaminas juegan un papel esencial en el desarrollo saludable del niño, como el crecimiento de los tejidos,  la reparación del hueso y el músculo y la formación de los dientes, que  dependen de un suministro saludable de vitaminas. La dieta del niño ofrece un montón de vitaminas para cubrir todas las necesidades de su crecimiento y sólo en determinados casos debes de  considerar dar a tu hijo una multivitamina, los cuales serán recomendados por el especialista.

Las vitaminas más beneficiosas para el crecimiento del niño

Vitamina A

Es una de las vitaminas más importantes para el desarrollo saludable de un niño; es vital para el crecimiento óseo, la buena visión, la regulación del sistema inmunológico y para prevenir infecciones. Promueve la producción de glóbulos blancos, que combaten los radicales libres y las bacterias en el cuerpo deL niño. Las fuentes alimenticias ricas en vitamina A incluyen la leche entera, hígado, carne de vaca, queso,  zanahorias, espinacas, col rizada y albaricoques.

Vitamina del complejo B

Las vitaminas B2, B3, B5 ??y B12  contribuyen en gran medida a las crecientes necesidades de un niño. La vitamina B-2 o  riboflavina, ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en  energía y fortalece los nervios y el corazón. La niacina, o vitamina B3, también juega un papel en la producción de energía, mantiene la piel, así como los sistemas nervioso y digestivo sanos.

La vitamina B-5, o ácido pantoténico, estimula el crecimiento y desarrollo normales y la vitamina B-12 o cobalamina, ayuda al cuerpo a hacer uso del ácido fólico y de los hidratos de carbono, que influyen en el crecimiento. Las fuentes alimenticias de este complejo son: carne, pollo, pescado, nueces, leche, queso, huevos, soja y  frijoles.

Vitamina C

Es un nutriente soluble en agua, presente en ciertos alimentos y actúa como un antioxidante importante en el cuerpo; ayuda principalmente a combatir las infecciones y los radicales libres y a la producción de colágeno, que es esencial para ayudar al cuerpo a sanar y recuperarse de las heridas. El hierro, un mineral esencial para el crecimiento, se absorbe más eficazmente cuando la vitamina C está presente en el sistema. Entre las fuentes alimenticias hay  que destacar gran variedad de frutas y verduras, especialmente los cítricos.

Vitamina D

Ayuda a los niños a desarrollar huesos fuertes, ya que permite al cuerpo absorber el calcio, el mineral que es esencial para el desarrollo óseo y el mantenimiento adecuados. Los niños que no reciben suficiente vitamina D puede potencialmente desarrollar raquitismo – una condición que convierte los huesos blandos y frágiles-. Otros beneficios de la vitamina D incluyen la protección del sistema inmune y la neurotransmisión apropiada. Los alimentos ricos en vitamina D incluyen la leche, los pescados azules, como el atún, la caballa y el salmón, y los champiñones.

Fuente Imagen: eutoxeres/flickr

 

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *