¿Qué saber a la hora de vacunar a los niños?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Unas de las principales herramientas para evitar enfermedades graves que pueden causar serios daños o la muerte, es la vacunación.  Las vacunas son preparados en base a sustancias cuya finalidad es producir inmunidad en el cuerpo, produciendo anticuerpos que evitan la acción de algunas bacterias o virus.

Desde que el niño o  la niña nacen hasta que tienen entre 14 y 16 años de edad, deberían vacunarse.  Entre los principales aspectos que deben tomarse en cuenta para llevar con cuidado este proceso, podemos mencionar:

– La cartilla de vacunación se debe tener siempre bien guardada y pendiente de las fechas de vacunación.

– Es importante seguir elcalendario de vacunación del país en el que se resida, ya que está adaptado al espacio social en el que crece el niño.

– La vacunación debe ser vigilada por el médico pediatra.

– Algunas vacunas requieren una sola dosis mientras que otras deben ser reforzadas a lo largo de la vida.

Si tiene algún malestar como diarrea, gripe, fiebre, tos, etc.  se le debe indicar al médico antes de vacunarle, ya que algunas vacunas pueden tener efectos secundarios (enrojecimiento y fiebre moderada),  que suelen ser muy leves, pero que pueden ser muy molestos en ciertos casos.

– Si se va a viajar , es importante consultar y enterarse con el Ministerio de Salud, la protección que debe llevarse a ciertos países.

– Otros tratamientos para enfermedades crónicas también deben ser notificadas al personal especializado para que se tomen las medidas necesarias.

– La vacuna de la gripe se coloca en casos específicos donde puedan existir riesgos de complicaciones por agravar enfermedades ya existentes.  Por tanto, se debe tener la aprobación del médico pediatra antes de administrarla.  En la mayoría de los casos, los niños suelen recuperarse rápidamente de estos procesos catarrales por lo que no hay que alarmarse sin razón.

– Al entrar en las guarderías, el riesgo de padecer ciertas enfermedades contagiosas aumenta, por lo que es muy importante tenerlo todo controlado en este aspecto y no descuidar el calendario de vacunación.

– Recordemos que el contacto con personas infectadas de ciertas enfermedades, nos puede convertir en transmisores, por lo que es muy importante evitarlo y mantener las máximas medidas preventivas y de higiene posibles.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos, Infancia


0 Comentarios Enviar un comentario