Riesgos del Uso del Chupete

Autor: Comentar
Comparte este artículo
chupete

El chupete es una de esas herramientas que forman parte de nuestros primeros meses, incluso años, de vida. Pero a veces no vemos los puntos negativos que el uso continuado de él pueden provocarnos. Por ello, hoy tratamos sobre los riesgos del uso del chupete.

El chupete, por lo general, sirve para calmar y tranquilizar al recién nacido. La necesidad de succionar es más fuerte durante los primeros meses de vida y le produce un efecto placentero, ya que le permite descargar tensiones. Aunque no tenga un chupete utilizará su propio dedo. Hay varios estudios que establecen que el uso excesivo del pulgar o del chupete puede acarrear molestias dentales.

Pero a parte de tranquilizar al recién nacido, ¿para qué sirve un chupete? Pues ayuda a que se disminuyan los cólicos ya que introduce más gas en el intestino. Además, a los bebés prematuros que no tienen desarrollada la necesidad de succión, les ayuda a estimular este reflejo. Pero por lo demás, no es muy recomendable y se debería utilizar desde el primer mes hasta los 10 meses y en periodos muy cortos de tiempo, por ejemplo, antes de la hora de comer.

xhh

Riesgos

Los niños al utilizar chupete aprenden a respirar más por la boca que por la nariz, lo que produce que no se articulen correctamente los fonemas.

Malformaciones dentarias. Los hábitos de succión no nutritiva se han relacionado con las malformaciones dentarias, presentando dos síntomas clave: mordida abierta anterior y mordida cruzada posterior. La primera es la deformación más frecuente y tiende a mejorar al abandonar el chupete. La segunda es una anomalía más grave y permanente, que puede repercutir en el crecimiento craneofacial.

Los niños succionadores, además, sufren una alteración de la flora bacteriana y una hipertrofia del sistema linfático por lo que suelen presentar una respiración bucal, lo cual también influye en el desarrollo de las malformaciones.

Úlceras orales palatinas de etiología traumática: afta de Bednar. La afta de Bednar es una úlcera oral de gran tamaño localizada en el tercio posterior del paladar, debida al efecto traumático de la tetina del biberón durante la lactancia y/o al uso intenso de chupetes.

Otitis media aguda: el uso del chupete modifica la colonización oral y nasofaríngea y aumenta el transporte de agentes patógenos al oído…

Duración breve de la lactancia materna: el chupete parece contribuir a un destete más precoz en un grupo de mujeres que se encuentran incómodas con la lactancia materna, aunque no influya sobre la duración de ésta en las madres con auntoconfianza.

Reflujo gastroesofágico: se recomienda que los niños afectados de reflujo gastroesofágico patológico eviten el chupete en posición prono y que se considere el posible beneficio del uso de éste cuando la sedestación sea necesaria.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Recién nacido


0 Comentarios Enviar un comentario