Características del feto a las 16 semanas

A partir de la 16ª semana, el feto medirá unos 10 cm de largo desde la coronilla hasta las nalgas, y es aproximadamente del tamaño de un aguacate, pesando unos 100 g. En las próximas tres semanas aumentará su crecimiento, duplicando su peso y sumando centímetros a su longitud.

Sus piernas están mucho más desarrolladas y su cabeza mucho  más erguida;  sus ojos se han acercado a la parte frontal de la cabeza y susoídos están próximos a la posición final. Se encuentran en buen estado de funcionamiento su sistema circulatorio y el tracto urinario;  a través de sus pulmones, el bebé está inhalando y exhalando el líquido amniótico, en el cual se encuentra inmerso  y le sirve de protección.

El patrón de su cuero cabelludo se ha iniciado e incluso han comenzado a crecer sus uñas. En lo que se refiere a su interior,  su corazón está bombeando alrededor de 25 litros de sangre cada día, cantidad que seguirá aumentando a medida que tu bebé continúa desarrollándose.

A veces, cuando se mueve repentinamente, es posible que  sientas un ligero dolor en los lados, ya que los ligamentos  de cada lado del útero y las paredes de la pelvis se estiran a medida que crece el bebé. Este dolor es normal, pero si persiste o empeora, deberás de comunicárselo a tu médico

Probablemente en esta etapa,  te estarás sintiendo mucho mejor,  porque  el embarazo comienza a asentarse; habrá menos náuseas, menor número de cambios de humor y mejor estado de la piel, cambios que provocan una sensación de bienestar, a nivel general. Pronto experimentarás los movimientos del bebé; los primeros movimientos se pueden sentir como un pequeño revoloteo o como burbujas de gas. Durante las semanas siguientes, el bebé  crecerá más y serás capaz de sentirle con mucha más frecuencia.

Fuente Imagen ThinkStock.

 

 

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *