Cómo Hacer un Juguete para mi Bebé

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Cómo Fabricar un Juguete

Quizá en estos tiempos que corren no sea habitual fabricar o hacer juguetes para nuestros hijos porque es mucho más sencillo ir a unos grandes almacenes y adquirir uno lleno de lucecitas y sonidos que maravillan a nuestro pequeño por algún tiempo. Pero, sin lugar a dudas, la imaginación se fomenta desde otro ángulo, desde otra perspectiva, y esa, será la que le proporcionemos al bebé. Anota los siguientes juguetes. A ver qué te parecen.

El primero que te proponemos es el clásico de los bolos. A todos, de pequeños, nos gustó derribar o arrasar con cantidad de cosas que teníamos por delante. Los niños verán en este juego algo entretenido y siempre diferente. Además, el factor de contar los bolos tirados ayudará a nuestro pequeño a contar en edades tempranas.

Para ello no desperdicies las botellas de plático que tengas por casa. De refrescos, zumos o cualquier otra bebida. Rellénalas de arena, o de cualquier otro material sólido como por ejemplo cualquier legumbre y utiliza un balón de plástico para pasar un rato divertido con muy, muy poco. Tendrás un juguete, aunque no lo creas, quizá de los mejores para tu bebé.

El segundo juguete que os enseñamos es un rompecabezas tradicional totalmente casero. Recorte de una revista o un periódico, cualquier fotografía o paisaje llamativo, que pueda diferenciarse bien y en donde los colores no induzcan al error por su dificultad para distinguirse.

Luego, aplica cola o un derivado del barniz para endurecer los trozos recortados hasta tener los que creamos suficientes. Si nuestro bebé es demasiado pequeño quizá será suficiente con cuatro o seis trozos. Si por contra creemos que puede enfretarse a un mayor reto intelectual, recorta la fotografía en cuantos partes pienses que le entretendrá.

Por último, y para niños más mayores, os ofrecemos unas bonitas y divertidas cariocas. Esos juguetes que sirven para hacerlos girar en el aire controlándolas nosotros mismos con nuestras manos. Hazte con unas medias viejas, que no tengan muchos agujeros. Dentro de ellas introduce dos pelotas que podrás hacer con globos rellenos de arena o algo sustancioso.

La elasticidad de las medias y el peso de las bolas hará que tenga un movimiento divertido y que nuestro hijo pueda ir aprendiendo a coordinar para no chocar una bola con otra. Cuidado con que no haya nada por medio…


http://youtube.com/watch?v=7ToRlp9kA1c

Por:
Etiquetas:
Categorías: Infancia


0 Comentarios Enviar un comentario