Contagia a los más pequeños la ilusión por la Navidad

Autor: Comentar
Comparte este artículo
¿Quién no recuerda con especial nostalgia la mañana de Navidad o Reyes? Sin duda esta era la época del año más esperada cuando éramos pequeños y lo sigue siendo ahora para nuestros hijos. Eran momentos de intensa ilusión que guardamos en el recuerdo durante años y que nada tienen que ver con la crisis económica ni la cantidad de juguetes que Papá Noel o los Reyes Magos depositaban en nuestros hogares.

navidad familia

Existen sencillas pautas para lograr avivar la ilusión en estas fechas tan especiales, empezando con los días previos a la Navidad y manteniéndola después de las fiestas. En este sentido, la implicación de los padres es fundamental para hacer que los niños se sientan importantes y vivan como algo inolvidable las semanas navideñas.

  • Participar en el proceso de selección de los juguetes desde el principio.
  • Informarse a través de catálogos o spots publicitarios de la oferta existente y visitar la tienda de juguetes previamente para probar en persona los juguetes. Una vez ya confeccionada la lista, debemos ayudar al niño a decidir qué juguetes pedir y a cuáles renunciar.
  • Envolver de magia el momento de escribir la carta a los Reyes Magos, incluyendo algún detalle para ellos: un dibujo, una foto nuestra…y explicarles cosas nuestras a los Reyes (¡les gusta conocernos!)
  • Escribir la carta expresando deseos, no como una lista de juguetes que se quiere tener: me gustaría una muñeca para vestirla, pasar más tiempo con mis abuelos,cenar pizza todos los días…
  • Pedir a los reyes que los juguetes lleguen ya montados y con las pilas incluidas.
  • Acordarse de algún juego para toda la familia.
  • Arreglar juntos y poner a punto todos los juguetes para la llegada de los Reyes Magos. A los reyes les gusta ver lo bien que hemos cuidado los juguetes que nos trajeron el año anterior.
  • Hacer sitio para la llegada de los nuevos juguetes. Revisar junto a nuestros hijos los juguetes que tienen y regalar aquellos que ya no utilizan.
  • Dedicar tiempo de calidad a jugar con nuestros hijos.
  • Enseñar las pautas de juego a los más pequeños.
Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Educación, General


0 Comentarios Enviar un comentario