Etapas del embarazo: segundo mes

Te contaremos lo que sucederá durante tu segundo mes de embarazo, comenzando por la semana séptima, cuando tu útero va a ir aumentando su tamaño de manera progresiva.Desde la parte exterior no verás demasiados cambios (que aparecerán desde el cuarto o quinto mes). Los cambios son muchos,  pero dentro del organismo. A partir de esta etapa podrás sentir algunas molestias. A partir de este momento,  deberás empezar a acudir al ginecólogo. En esta etapa ya pasaron algunas semanas desde que no has menstruado, así que seguramente ya te habrás hecho el análisis que demostró que estabas embarazada.

0 comentarios
adm834ha
sábado, 14 julio, 2012

Normalmente al acudir al ginecólogo te aconsejará hacer la primera ecografía. En esta etapa es aconsejada principalmente para quienes tengan un historial de aborto, si ha existido algún sangrado vaginal, dolores, o tratamientos de fertilidad.

Podrás tener algunas molestias, por ejemplo acidez, gases, náuseas, cambios de humor, vómitos, sueño. Si bien es cierto que no podrás evitar muchos de estos síntomas la idea es que puedas realizar algunos cambios en tu dieta.

Durante el segundo mes de gestación, si los médicos consideran que es un embarazo de riesgo,  te enviarán a hacer un screening bioquímico precoz, que es una prueba diagnostica prenatal que permite detectar las malformaciones que podrían existir en el feto.

Empezarás a sentir más sensibilidad en los pechos, pezones y la areola comenzará a ponerse más oscura. Te aconsejamos descansar más de lo normal, ten en cuenta que la cantidad de sangre que necesita el organismo aumentará.

Ingiere alimentos variados y sanos, no te olvides de ninguno de los que forman los cinco grupos principales: cereales y granos, verduras, frutas, carnes y lácteos. Evita las comidas copiosas y abundantes, ya que la digestión de estos será más pesada.

Recuerda complementar tu dieta con ácido fólico, por lo menos hasta llegar al tercer mes de embarazo, así reducirás el riesgo de que aparezcan defectos congénitos en el desarrollo del bebé.

Foto | Flickr

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *