Importancia de la vitamina D durante el embarazo

El cuerpo necesita vitamina D para mantener los niveles adecuados de calcio y fósforo , que ayudan a fortalecer los huesos del bebé y los dientes. Una deficiencia de vitamina D durante el embarazo puede causar retraso del crecimiento y deformidades esqueléticas; así como bajo peso al nacer.



En el embarazo, la falta de vitamina D  puede provocar deficiencia de vitamina A en el bebé  al nacer, con  consecuencias como el raquitismo; crecimiento anormal del hueso  y desarrollo físico retardado. La deficiencia de vitamina D durante el embarazo,  puede afectar el desarrollo óseo y la función inmune desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Una deficiencia de vitamina D también se ha ligado a un mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo, incluyendo la preeclampsia , y una mayor probabilidad de necesitar una cesárea; además previene enfermedades autoinmunes, como la diabetes tipo 1, esclerosis múltiple, y artritis reumatoide; también osteoartritis, cáncer, enfermedades de las encías y presión arterial alta.

Se recomienda que las mujeres embarazadas todos los días tomen 200 IU de vitamina D, si no están expuestos a la luz del sol adecuada. La fuentes alimenticias de vitamina D se encuentran en aceite de hígado de pescado, pescados grasos y leche fortificada,  huevos y  cereales: también en algunos quesos, yogures.

Las mujeres embarazadas,  no están en una buena posición para satisfacer sus necesidades de vitamina D a través del sol, ya que la exposición a los rayos ultravioleta del mismo  pueden generar cambios en la pigmentación irregular, que causan, a su vez,  oscurecimiento de la piel en mujeres embarazadas, por lo que es recomendable que  se protejan del sol.

Existen  otros factores que pueden poner en riesgo de deficiencia de vitamina D: exceso de peso, medicamentos esteroides,  anticonvulsivos, medicamentos para bajar el colesteroly los diuréticos, y enfermedades intestinales de mala absorción, como enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn.

Fuente Imagen ThinkStock.

 

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *