Causas y síntomas de la conjuntivitis en el bebé

Los recién nacidos también pueden tener conjuntivitis, la cual es conocida como conjuntivitis neonatal. Se trata de una infección en la membrana que rodea los párpados y la parte visible del ojo. Es causada cuando se inflama la membrana transparente que mantiene los ojos húmedos y que es la encargada de proteger al ojo de las agresiones externas.


 

Si bien es cierto que existen diferentes conjuntivitis muchos síntomas son comunes a todas. Cuando veamos algunas de las señales deberás acudir al pediatra. Si bien es cierto que los bebés no suelen rascarse los ojos, en señal de molestia, te darás cuenta de otra forma:

  • Inflamación de la parte blanca del ojo, lo mismo sucede con sus párpados.
  • Al separar el párpado podrás notar una pequeña salida de pus.
  • Acumulación de lagañas que le cierran el ojo.
  • Lagrimeo continuo.

Es importante que acudas rápidamente al médico, ya que si los síntomas progresan pueden tener otras consecuencias, entre ellas, llagas en las córneas,  que pueden afectar a la vista para toda la vida.

Para poder determinar la causa de la conjuntivitis el médico extrae una muestra de pus y la analiza. Muchas de las veces la conjuntivitis del recién nacido es contraída al atravesar el canal de parto, siendo responsables las bacterias que habitan en la vagina; también podría ser de origen vírico.

Existen diferentes formas de encarar el tratamiento, esto será determinado por tu médico. Al recién nacido se le suele aplicar unas gotas o una pomada con antibióticos para protegerlos contra la conjuntivitis. El médico decidirá cual es el tratamiento en base a la bacteria que haya provocado la infección. Normalmente se incluirán gotas o pomadas, además de comprensas templadas en la zona y una correcta higiene.

 

En el caso de una infección del virus herpes,  la conjuntivitis puede llegar a ser más grave, causando algunas cicatrices en los ojos y en los casos extremos la pérdida de la visión.

Fuente Imagen ThinkStock.

 

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *