Cómo estimular el flujo de la leche materna

Autor: 2
Comparte este artículo

Las únicas herramientas que realmente necesitas para aumentar el flujo de leche materna son  tiempo y  paciencia, ya que tu cuerpo casi siempre producirá suficiente leche para satisfacer la demanda de tu bebé.

La leche materna contiene todos los nutrientes que tu bebé necesita y le protege de enfermedades,  mediante el fortalecimiento de su sistema inmunológicoHay algunos pasos simples que pueden estimular y aumentar el flujo de leche materna.

– La lactancia estimula las glándulas mamarias para aumentar la producción de leche; los recién nacidos se amamantan de una a tres horas durante 15 a 20 minutos por cada pecho. En la siguiente toma deberás de comenzar en el mismo pecho en el que terminó de mamar el bebé la vez anterior; utiliza diferentes posiciones,  para que drene todos los conductos de la leche.

– Puedes dar masajes en tus pechos suavemente desde el exterior hacia el pezón, aplicar paños calientes y húmedos a tus pechos, o realiza los masajes de pie,  en una ducha caliente.

– Asegúrate de que tu bebé  está mamando correctamente; debes de guiar su boca al pezón. Los labios deben estar en la areola y sobre el pezón para estimular la producción de leche, pero además su labio inferior debe de cubrir un poco más de la aureola,  que el labio superior.

Tomar galactagogos, que son sustancias que ayudan a mantener la producción de la leche, los galactagogos naturales son el fenogreco, cardo santo, ruda de cabra, anís, albahaca, cardo bendito, e hinojo,  que se toman en forma de infusión y son totlamnete seguros durante la lactancia.

– Cuida tu dieta; a las dos semanas después del parto, se producen aproximadamente unos 740 ml. de leche al día, por lo que necesitas aumentar los líquidos a unos 2,5-3 litros al día y agregar alrededor de 500 calorías a tu dieta, y evita la cafeína y el alcohol.


– No fumes, ya que fumar puede disminuir la producción de leche y alterar el sabor de la misma; nunca se debe exponer a un bebé al humo, especialmente en su período de lactancia.

– Bombea tu pechos cada tres a cuatro horas,  por lo menos durante 15 minutos;  si  no puedes amamantar a tu bebé, es mejor que esperes al menos cuatro semanas para darle biberón a tu bebé

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Alimentación, Consejos


2 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    swashbuckled

    Durante la lactancia, un suave masaje de los pechos puede ayudar, no con la cantidad de leche que producira, pero abre los conductos y favorece un fujo de leche libre.

  • avatar
    Inés

    Hombre, yo lo pasé muy mal don el pecho y tuve que usar un sacaleches se hubiese esperado no le podía haber dado leche materna y el sacaleches me solucionó la vida. . Si comparas puedes encontrar muy buenos precios. Saludos