Cómo llevar una higiene bucal adecuada

Autor: Comentar
Comparte este artículo

La higiene bucal y la limpieza de nuestra lengua muchas veces son prácticas que brillan  por su ausencia en nuestros hábitos de vida diarios. No obstante, aunque no seamos conscientes de ello, la lengua suele ser uno de los principales focos de infección,  donde puede retenerse un mayor número de bacterias generadas por una enfermedad periodontal.

Por todo ello, resulta vital mantener la limpieza de nuestra boca, ¿quieres saber cuáles son los pasos a seguir fundamentales en la higiene adecuada de nuestra lengua?, entonces sigue leyendo.

Curiosamente, un porcentaje considerable de la población no suele prestar la atención debida a la salud de sus dientes y, mucho menos, a la higiene de su lengua. Sin embargo, la limpieza en este puntos y su cuidado resultan fundamentales de cara a prevenir enfermedades que puedan mermar nuestra salud bucal sobremanera.

Estas pautas tan saludables debemos inculcarlas a nuestros hijos desde temprana edad, para que no pierdan la práctica en ningún momento y sean conscientes de lo verdaderamente relevante que pueden ser este hábito para su salud.

Lo cierto es que, aunque no seamos conscientes, la lengua nos sirve para desarrollar muy diversas actividades de nuestra vida cotidiana como, por ejemplo,  conversar con nuestros seres queridos, masticar nuestra comida y saborearla, así como para tragar los alimentos que ingerimos.

Como consecuencia de todos estos esfuerzos a los que nuestra lengua está sometida a lo largo del día, resulta inevitable que,  en determinados momentos y con bastante frecuencia,  se vea amenazada por el ataque de nuevos gérmenes y bacterias, principales responsables, por otro lado, de la formación de enfermedades tales como la gingivitis o la periodontitis.

Debemos enseñar a nuestros hijos a cepillarse adecuadamente la lengua, para ello vamos a seguir estos pasos:

-En primer lugar vamos a frotar con total suavidad por medio de nuestro cepillo hacia adelante.

-Cuando frotemos vamos a hacer especial hincapié en las zonas posteriores, donde se concentra una mayor cantidad de gérmenes y bacterias, de hecho, pueden llegar a acumularse hasta un total de 300 microorganimos diferentes.

-En el caso de que,  además,  empieces a notar que te sangran las encías, desde Cosas de Bebés te recomendamos hacer uso de un producto pensado especialmente para este tipo de problemas: Parodontax, una pasta de dientes elaborada por los laboratorios GlaxoSmithKline y compuesta a base de sales minerales y plantas como la menta, la equinácea, la salvia, la camomila, la ratania o la mirra, cada una de las cuales nos aportarán los beneficios que nuestros dientes necesitan. Por ejemplo, la camomila nos porporcionará una sensación de calma, la menta es antibacteriana y la mirra fortalece los tejidos.

La higiene resulta fundamental, por ello los dentistas recomiendan cepillarse dos veces al día. En el caso de nuestros hijos menores de 6 años debemos tener especial cuidado y untar su cepillo de una cantidad nimia, del tamaño de un guisante, para evitar que llegue a ingerirlo sin darse cuenta.

En todo momento debe efectuar esta limpieza bajo la atenta mirada de un adulto que estará pendiente de la situación. Si quieres completar esta limpieza bucal con algún tipo de flúor o enjuague, deberás consultar a tu médico de cabecera u odontólogo.

¿Y tú?, ¿con qué frecuencia te lavas los dientes?, ¿y la lengua?

Fuente Imágenes ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Consejos, Destacados, Educación, Padres


0 Comentarios Enviar un comentario