Consejos para protegerte del sol durante el embarazo

Autor: Comentar
Comparte este artículo

¿Sabías que al estar embarazada tu cuerpo puede mostrarse mucho más vulnerable a la deshidratación provocada por las elevadas temperaturas propias del verano?, a continuación te aportamos algunos consejos para que puedas protegerte durante esas horas de calor sofocantes características de la época estival.

Cansancio, mareos, pesadez en las piernas, parece como si nuestro cuerpo perdiese su energía y vitalidad ante la ola de calor que nos trae el verano cada nuevo año. Igualmente, tendemos a perder un porcenaje considerable de líquido a través de la sudoración.

No obstante, cuando nos referimos a una mujer embarazada, con mayor razón debemos tomar precauciones y protegernos de esas elevadas temperaturas que realmente pueden llegar a ser perjudiciales. Cuando te encuentres en estado, las hormonas placentarias son las encargadas de motivar la transpiración, lo que hace que tu cuerpo sea,  si cabe,  más vulnerable que el resto de personas a la deshidratación.

Por todo ello,  es muy importante que actúes contra los efectos del calor estival para gozar de una buena salud, tanto para ti como para el retoño que llevas en tu interior. Algunas recomendaciones que deberías tener en cuenta son las siguientes:

-Lo primero que debes hacer antes que nada es portar ropa confeccionada a base de algodón o de lino,  que favorece la transpiración y, evidentemente, huir de los lugares que reciben de lleno la luz del sol. Busca zonas fresquitas que reciban algo de sombra.

-Como se comentaba en líneas anteriores, debes tomar todo el agua que puedas, aunque no tengas esa sensación de sed. No solamente debes apostar por este líquido elemento, también puedes incluir bebidas isotónicas ricas en sales minerales.

-No olvides aplicarte una crema hidratante nutritiva todos los días, para evitar que la piel pierda su flexibilidad y suavidad , dado que en verano siempre tiende a resecarse sobremanera. Por ello, hay que prestar atención a nuestra salud cutánea.

-Cuando acudas a la playa, antes de dejarte llevar por este entorno paradisíaco y exponerte al cálido fulgor del sol, debes aplicar un protector solar que defienda tu piel frente a los dañinos rayos del astro, que especialmente resultan más perjudiciales en las horas centrales del día. Se recomienda un protector con factor de protección SPF 50+, así como llevar un sombrero de ala ancha. Todo ello ayudará a prevenir la aparición de esas antiestéticas manchas en la piel y que en algunos ocasiones pueden resultar perjudiciales para la salud.

Por otro lado, una de las consecuencias que el calor tiene en mayores proporciones sobre las mujeres embarazadas es la sensación de pesadez en las piernas. Para combatirla se recomienda:

-Salir a pasear para activar la circulación en las piernas.

-Hacer ejercicios de rotación con el tobillo y movimientos de flexión y extensión.

-Evitar cruzar las piernas cuando te sientes.

-Aplícate masajes en las rodillas de forma ascendente desde el tobillo.

-Duerme con las piernas ligeramente elevadas.

-Termina tus duchas con un chorro de agua fría desde el tobillo hasta la rodilla.

-Finalmente, como complemento, puedes servirte de la crema Alivio Instantáneo de Piernas Mustela 9 Meses , que está pensada para tonificar, hidratar, refrescar y relajar tus piernas.

A pesar de que el verano es sinónimo de esparcimiento, no debes olvidar en ningún momento cuidar de tu salud y la de tu hijo. De esta forma, podrás disfrutar junto a tus seres queridos de unas vacaciones inolvidables, al mismo tiempo que llevas una vida saludable.

Fuente Imágenes ThinkStock.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Consejos, Destacados, Embarazo, Featured


0 Comentarios Enviar un comentario