Feng Shui en la habitación del niño

La decoración de la habitación del bebé es,  a menudo,  uno de los eventos más esperados y que más se disfruta  durante el embarazo. Los padres sueñan con encontrar la habitación perfecta que ayude a tu hijo a tener dulces sueños. Antes de decidirte a quedarte sólo con la cuna y el cambiador, es posible que desees considerar lo que la decoración feng shui puede hacer por tu bebé.


dv2159090


El Feng Shui es la práctica china que tiene unos  3000 años de antigüedad, donde la decoración de interiores permite el flujo libre de energía en el ambiente del hogar, escuela u oficina. Es originario de la religión y filosofía china del taoísmo; el feng shui   se ha utilizado tradicionalmente en el diseño de una casa y la organización del espacio dentro de la misma. Los médicos Feng Shui creen que  para tener un hogar donde la prosperidad, la buena suerte y el éxito tengan lugar, el espacio debe conseguirse de una fuente de energía,  que fluya libremente.

En el caso de la llegada de un nuevo bebé, el Feng Shui puede ser utilizado como una herramienta importante para conectar a la tierra a tu hijo, en un ambiente sano y próspero. Existen varios principios del Feng Shui a tener en cuenta cuando se organiza la habitación del bebé. Estos principios son la ubicación de la habitación del bebé dentro de casa y los muebles, así como el color y el movimiento en el dormitorio.

Existen unos cuantos aspectos, que debes de tener en la colocación de la habitación del bebé. Un bebé nunca debe de estar colocado sobre un garaje o un espacio vacío en una casa. Del mismo modo, una habitación de bebé no debe estar en en aquellas zonas sensibles al  ruido excesivo. Lo ideal sería que un niño sea colocado en un lugar ubicado en las partes este y norte de la casa, mientras que una niña debe ser colocado en el sur, sureste y oeste de la casa.

En cuanto a la disposición de los muebles, la colocación de la cuna o la cama es un factor esencial a considerar en la habitación de un bebé; la cuna no debe ser colocada a lo largo de una pared que se comparta con un baño o un trastero, porque esto afectará negativamente a la salud del bebé. Es importante colocar la cuna al lado de una pared sólida que dé a la puerta, hará que el bebé se sienta seguro y protegido.

El color de la habitación del bebé se decide por las preferencias personales de los padres o por los colores tradicionalmente asignados al género de un bebé. Si deseas determinar el color de la habitación de tu bebé recién nacido,  según el Feng Shui, se puede utilizar un Feng Shui Bagua, que es una rueda que asigna determinados colores y elementos a ciertas áreas en el hogar, así como aspectos de la vida, tales como las relaciones, el trabajo y los niños.
El Feng Shui Bagua dicta que el mejor color para los niños es de color blanco, ya que este es el color asociado con la creatividad. Mientras que los niños se beneficiarán de una habitación blanca, puedes poner un poco de color en el resto de las paredes de la casa y elegir un color suave, que ayudará a promover la salud y el descanso adecuado. Aunque los colores brillantes pueden ser atractivos, se consideran en el feng shui, demasiado estimulante para los bebés.

Fuente Imagen ThinkStock.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *