Parasitosis

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Los parásitos necesitan alimentarse de otros organismos para poderse mantener con vida, por eso invaden para subsistir y así poder reproducirse. Dentro de los órganos su preferido suele ser el aparato digestivo, aunque en algunas ocasiones invaden el sistema respiratorio.

Existen diferentes lugares donde nos solemos contagiar de parásitos, entre los más comunes están las piletas de natación, los ríos, las lagunas o donde pueda existir agua en proceso de contaminación. Otra importante fuente de contagio son las mascotas, por esa razón, si tu hijo convive con una es importante que la controles llevándola al veterinario de manera regular.

parasitos

Existen diferentes parásitos que afectan a los humanos, entre las enfermedades más comunes se encuentra la toxoplasmosis, las ascaridiasis, oxiuriasis, giardiasis.

Empezaremos hablando de la toxoplasmosis. Comer de manera accidental excrementos de animales, alimentos que estuvieron en contacto con ellos o estuvieron lavados con aguas contaminadas, o comer carne que no fue bien cocinada puede trasmitir la toxoplasmosis.

Los síntomas más comunes son la fiebre, el dolor en los músculos, aumento considerable de las glándulas linfáticas, aumento del tamaño del hígado. Por esa razón debemos tomar la mayor cantidad de medidas posibles si llevamos a los pequeños a jugar en plazas que contengan areneros, y nosotras cuando cocinamos, debemos cerciorarnos de que la carne sea asada a más de 70º, otra buena medida es usar utensilios diferentes cuando manipulamos la carne sin cocinar de cuando lo hacemos con las verduras que comeremos crudas.

La ascaridiasis es una infección que se presenta en los intestinos. La misma se produce por un parásito llamado Ascaris lumbricoides. Normalmente se presenta en pequeños menores de 24 meses que viven en lugares con un déficit en el nivel sanitario. Este gusano necesita de lugares húmedos y con poca higiene para poder subsistir. Los humanos nos contagiamos ingiriendo alimentos que estuvieron en contacto con sus larvas.

La ascaridiasis no tiene síntomas visibles, salvo que la cantidad de parásitos sea abundante, entonces se producen dificultades para respirar.

Foto | Flickr – Burgos

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario