Actividades para el bebé autista

Es muy importante lograr, en primer lugar, que el pequeño con autismo consiga comunicarse, prestando atención a las personas y a los objetos que lo rodean, pudiendo sentarse y atender por breves lapsos de tiempo lo que sucede.

También debemos ayudar a los niños con autismo a que puedan jugar de manera adecuada, imitando a su interlocutor, usando diferentes sonidos y gestos.

El tema de la comunicación es sumamente importante en estos casos, tengamos en cuenta que comunicarse es trasmitir un mensaje a otra persona y que la forma de trasmisión no es únicamente la palabra.

Los pequeños autistas presentan un déficit en esta habilidad que trae como consecuencia problemas en la adquisición del lenguaje. Lamentablemente no suelen comunicarse espontáneamente ni verbalmente.

bebe

Para que un niño pueda comunicarse deberemos:

-En primer lugar, lograr que preste atención a los objetos y a las personas. Para ello,  será necesario el uso de diferentes elementos como instrumentos musicales, juguetes, títeres.

-Conseguir una imitación es una forma efectiva y natural de aprender. Si bien es más fácil que imiten acciones que sonidos,  podremos usar diferentes instrumentos que llamen la atención del niño para lograr el estímulo del sonido.

-La estimulación puede comenzar de una forma simple, imitando los sonidos que el niño hace cotidianamente, es decir, sonidos que él ya sabe realizar.

-Otro buen ejercicio se relaciona con la permanencia de los objetos. Iremos incorporando la idea de que una cosa existe aunque no logre ser vista en ese momento. Esta función puede ser generada mediante los objetos de apego del pequeño, como su mantita, biberón o su muñeco preferido.

La idea es no generarles tristeza,  sino tomarlo como algo gracioso que él pueda divertirse al ver que nuevamente aparece.

-No será necesario que reconozca los juguetes por su nombre, sino que pueda disfrutar jugando con ellos, teniendo un contacto más directo. Por ejemplo, dejándolo jugar con una pelota, arrojándola y viendo cómo rebota o de desliza.

Por último,  nos referiremos a la importancia de esperar el turno. Cuando estemos enseñándoles a comunicarse deberemos enseñarles a esperar su turno en el diálogo, por más que no sea verbal, podremos seguir secuencias con el uso de gestos y sonidos.

Foto | Flickr.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *