Consejos para elegir la cuna del bebé

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Cuando nace un bebé todo son cambios para el hogar, comienzas una nueva etapa como madre o padre y todo se empieza a complicar y comienzan a cambiar tus propias necesidades. La cuna es una de las cosas más importantes para el bebé.

Cuando se le da la bienvenida a un bebé, son muchos los detalles que hay que comprar para su bienestar.

Hay que ubicarle un sitio, que será su habitación y a comenzar a pensar que en todo momento tu vida va a cambiar, porque a partir de ahora, el pequeño será el protagonista de la casa.

Una de las primeras cosas que los papás deben comprar es la cuna del pequeño, que será el lugar en el que duerma hasta que cumpla aproximadamene un año de edad.

Por tanto, la cuna es un objeto importante en la vida del bebé y en la de los padres, porque el pequeño debe sentirse agusto en su cuna para que descanse bien.

En el mercado existen muchos tipos de cunas que satisfacen, dependiendo de lo que busquemos las necesidades de los padres y  del bebé.

Desde el blog de bebés, aconsejamos que al comienzo de la vida del pequeño, hasta que aproximadamente el niño cumpla los 4 meses, duerma en un pequeño cuco, o moisés o cuna de menor tamaño. Para después pasar a una cuna mayor más cómoda para el niño.

Los tipos de cunas, están hechos para el bebé dependiendo la edad que tenga, los primeros meses, el niño debe dormir en un moisés y después pasar a una cuna normal. Actualmente existen cunas en el mercado, que se llaman, cunas convertibles, que se transforman en cama para cuando el niño sea más adulto. Aunque estas camas son más grandes y complejas de mover y trasladar.

Al mismo tiempo que existen camas llamadas cunas co-sleeper, que son como extensiones de la cama de los padres, porque se acoplan perfectamente a las camas y así facilitan la tarea a los papás.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Consejos


0 Comentarios Enviar un comentario