Remedios naturales para la alergia de los niños

Las alergias o reacciones de hipersensibilidad aparecen como un sistema de defensa del organismo de los niños, el cual reacciona de manera exagerada frente a la exposición a un alergénico.Este tipo de reacción involucra a los tejidos mediante el contacto directo con la piel a través de las membranas mucosas o por medio de la circulación sanguínea.

0 comentarios
adm834ha
sábado, 5 mayo, 2012

Dentro de los alergénicos más comunes se encuentran el polvo (ácaros), el polen, los cosméticos y el pelo de las mascotas, en otros casos suelen aparecer alergias a determinados medicamentos y vacunas. Algunos alimentos pueden ser desencadenantes de ciertas alergias (leche, huevos, naranjas, pescados, trigos, chocolate, tomate, fresas, cacahuate).

Te pasaremos algunos remedios naturales para los casos de alergia, pero antes te recordamos la importancia de llevar al pequeño al médico ante la aparición de algún síntoma. Además,  deberás consultar con el pediatra si vas a usar alguno de estos remedios, por más naturales que sea, siempre es importante conocer la opinión de un profesional.

  • Remedio 1:

Las propiedades del ajo son excelentes contra las alergias. Por eso se aconseja su consumo, seguramente a tu hijo no le agrade demasiado, por lo que te aconsejamos incorporarlo en sus comidas. Lo ideal sería que mastiquen un diente, sin la necesidad de tragarlo.

  • Remedio 2:

Si notas a tu hijo muy congestionado puedes darle un trozo de panal de miel,  es ideal para mejorar los sinus de los alérgicos. Tampoco es necesario que lo trague, solo  que se mastique.

  • Remedio 3:

En algunos sitios emplean la sal marina. Se deberá diluir media cuchara de sal marina en agua tibia y luego respirar sobre esta agua, tapando cada uno de los orificios alternativamente. Si el clima lo permite nada mejor que los baños de mar.

  • Remedio 4:

Si las alergias se manifiestan en la piel se aconseja la cocción de flor de saúco y cuando ésta se encuentre fría se coloca para evitar los picones e inflamaciones. Para la preparación se debe hervir ½ litro de agua, retirarla del fuego y agregar 3 cucharadas de flor dejándola reposar unos minutos. Mientras las preparación aún esté caliente se puede aprovechar y hacer baños de vapor.

Foto | Flickr

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *