Ventajas e inconvenientes de dormir con el bebé

El hecho de compartir la cama con los bebés puede traer distintas opiniones, existirán personas que están de acuerdo y otras que lo verán como negativo. Hoy nos referiremos a las opiniones positivas.Compartir la cama con tu pequeño puede ser, en ocasiones , cómodo para ti y para él o ella. Según las opiniones de Jan Hunt, el colecho familiar permite favorecer y facilitar la etapa de la lactancia, además de que no será necesario ir a su habitación cuando debas dar el pecho a tu hijo.

colecho

En muchas ocasiones, el colecho permite que la lactancia continúe. Esto ayuda a aumentar las posibilidades de que los niños puedan prevenir la muerte del lactante. Durante los primeros meses de edad es normal que los bebés tengan períodos sin respirar y es probable que la madre  brinde al pequeño señales de cómo hacerlo, aún, si esto no resulta, existe la posibilidad de despertarlo para que así regularice la respiración.

Una madre que amamanta y duerme con su bebé tiene ciclos de sueños coordinados haciendo que  sea muy sensible a lo que sucede con su bebé. Si la madre se encuentra durmiendo cerca del pequeño notaría fácilmente si él está teniendo dificultades o si se siente molesto.

Uno de los puntos negativos es el peligro de asfixia. Esto último se da frente a dos situaciones: si el pequeño se encuentra durmiendo en un colchón de agua o si los padres tienen algún problema al no estar en condiciones de atender a las situaciones de los niños. Otro problema puede darse si el pequeño se enreda con la ropa de cama y así se asfixia.

Otra de las ventajas de dormir con los pequeños es que todos lograrán tener el descanso necesario,  especialmente,  cuando te encuentres amamantando. El niño no necesitaría llorar para llamar la atención de su madre,  ya que le podrá dar el pecho estando semidormida. Todos los miembros de la familia, padre y hermanos no se verán perjudicados.

Fuente Imagen: Flickr

Contenidos relacionados

Un comentario en «Ventajas e inconvenientes de dormir con el bebé»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *