Vitamina A para combatir el sarampión

Se ha demostrado en algunos estudio, que los suplementos de vitamina A,  ayudan a prevenir algunas de las complicaciones graves derivadas de una infección de sarampión, aunque no está claro cómo ayudan.

0 comentarios
gema
jueves, 22 noviembre, 2012
Estos suplementos pueden ser recomendados para niños menores de dos años con sarampión grave, o para los niños con deficiencia de vitamina A, por lo que es imprescindible consultar con el médico y de su posible beneficio, si tu hijo padece sarampión. Los suplementos de vitamina A para los niños en edad preescolar son conocidos para disminuir los riesgos de mortalidad y morbilidad por algunas formas de diarrea,  sarampión, virus de la inmunodeficiencia humana y malaria, ya que estos efectos pueden ser el resultado de las acciones de la vitamina A en la inmunidad. Algunos de los mecanismos inmunomoduladores de la vitamina A se han descrito en ensayos clínicos y se puede correlacionar con los resultados clínicos de la suplementación. Los efectos sobre la morbilidad del sarampión están relacionados con la producción de anticuerpos y la mejora de la proliferación de linfocitos. No hay evidencia concluyente de un efecto directo de suplementos de vitamina A en la producción de citocinas o la activación de linfocitos. Bajo ciertas circunstancias, los suplementos de vitamina A para lactantes,  tienen el potencial de mejorar la respuesta de los anticuerpos a algunas vacunas, incluyendo toxoides tetánico y diftérico,  y sarampión. En 1932, Joseph B. Ellison descubrió que un extracto de la vitamina A redujo la tasa de fatalidad de casos de sarampión en los niños, y hasta 1940, al menos 30 ensayos terapéuticos,  se llevaron a cabo sobre el efecto de la vitamina A en los resultados relacionados con la infección. La vitamina A es fundamental en el mantenimiento de la integridad de los epitelios y su deficiencia se asocia con alteraciones patológicas del sistema ocular, respiratorio, gastrointestinal, genitorurianario y tejidos epiteliales. Fuente Imagen: Dave Haygarth/flickr

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *