La alergia al polen en los niños

Todos los años las autoridades sanitarias advierten a los alérgicos de que las gramíneas y el polen van a hacerles pasar una mala primavera. Para el resto de los mortales esta época es buena, hace sol, las flores están en todo su esplendor pero para los alérgicos no; y si son niños es peor.

alergia polen

En la comunidad de Madrid existe un servicio gratuito que te avisa a través de sms del nivel de polen cada día. De esta manera puedes prepararte  antes de salir de casa ( puedes p.e. coger las gafas de sol para evitar que el polen entre en contacto con tus ojos). Para tu niño puedes comprarle gafas -en chicco e imaginarium las puedes encontrar preciosas-.

Tienes que tener mucha precaución porque puede ocurrir que parezca que tu niño tiene un resfriado: tu hijo estornudará, tendrá manchitas rojas por debajo de los ojos y le picará la nariz.  Tienes que ir al pediatra, pero lo puedes distinguir porque no tendrá fiebre. Especial precaución debes tener si el niño es asmático ya que el polen le puede desencadenar una crisis.

Las pruebas del especialista

El pediatra le realizará unas pruebas a tu niño para confirmar que es alérgico aplicando en el brazo unas gotas concentradas de alérgeno y le pinchará para que penetre en la piel. Si aparece una roncha es que es alérgico. Tmabién se podría saber con un análisis de sangre, pero se suele usar más el primer método que te comentaba.

Precauciones a tener en cuenta

Para evitar que tu niño sufra más de lo necesario evita salir al campo o a parques que tengan muchos árboles -sobre todo si hace mucho viento-. Es lógico que el niño quiera salir a la calle a jugar pero debes intentar que las salidas sean a última hora la tarde.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *