Alimentos que ayudan a dormir al bebé

 Alimentos que ayudan a dormir al bebé


Es cierto que muchos bebés presentan problemas a la hora de descansar, lo que dificulta que los padres puedan conciliar el sueño; por eso es importante ofrecer al bebé alimentos que puedan ayudarle a conseguirlo y a que puedan descansar con mayor facilidad. Hoy os proponemos una serie de alimentos que ayudan a dormir al bebé, ¿los queréis ver?

Dado que los niños necesitan tiempo para calmarse y prepararse para dormir, es fundamental que desde temprana edad  se siga una rutina para ir a la cama, siempre en el mismo orden, como cenar, ponerse el pijama, lavarse los dientes y leer un cuento, que facilitará las cosas para el aprendizaje del pequeño.

Es importante que junto con una dieta adecuada, con alimentos idóneos para poder dormir más fácilmente,  el niño tenga contacto diario con otros de su misma edad, que esté al aire libre en la medida que se pueda y que realice ejercicio, que además de saludable, ayudará  a la hora de dormir más fácilmente.

Alimentos para evitar en la lactancia

Aunque las madres que están amamantando, pueden comer de todo, es importante pensar que a algunos bebés lactantes, les es difícil conciliar el sueño, debido a algunos alimentos que consume la madre, y que pasan al bebé a través de la leche materna. Por ello es conveniente tener en cuenta algunos alimentos para evitar en la lactancia.

Algunos de estos productos que pueden resultar problemáticos para el bebé son, por ejemplo,  los lácteos de vaca,  la cafeína o el alcohol. Esto también puede suceder con otros alimentos como la soja, maíz, huevos, trigo y cacahuetes.

Mejores alimentos para que el bebé duerma bien

Alimentos que ayudan a dormir al bebé

Son adecuados los cereales integrales, las frutas y verduras, los cuales promueven un sueño beneficioso y los alimentos ricos en triptófano, contenido en alimentos como frutas, hortalizas, semillas, cereales, legumbres y frutos secos, que tiene un efecto tranquilizante y sedante del sistema nervioso.

Si los bebés son pequeños y no han superado la etapa de posibles sensibilidades, es mejor evitar los frutos secos, los cereales y semillas, al menos de momento.

Los bebés en general, y los niños pequeños deben evitar alimentos como refrescos, bebidas con cafeína, chocolate, colorantes y conservantes, alimentos con alto contenido en azúcar, carbohidratos simples y alimentos muy proteicos.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *