Baños para bebés

Uno de los momentos que más disfrutamos es el baño del bebé, pero también es un momento lleno de dudas, a veces podemos sentirnos inseguras y con un poco de miedo, sobre todo en los primeros baños. Podemos sentirnos inseguras a levantarlo e introducirlo al agua. Pero no te preocupes, estas dudas son normales y todas las tuvimos alguna vez.

0 comentarios
adm834ha
sábado, 22 octubre, 2011

El baño es uno de esos momentos del día en que podemos brindarle a nuestro hijo una sensación de bienestar. El hecho de sumergirlo en agua tibia es muy grato para el pequeño. Uno de los consejos que podemos darte es que lo bañes más o menos a la misma hora, por ejemplo antes de su última comida, así después podrá cenar e irse a dormir relajado. El ambiente que crees para el baño también es muy importante.

56529550

Antes de empezar el baño es importante que ya tengas todo preparado. No olvides de tener a mano el jabón neutro, champú especial para el bebé, toallas de algodón, peine, cepillo, pañales, ropa limpia, termómetro para el agua del baño, y la esponja suave.

Cuando ya tengas todo listo comprueba que en el ambiente no haya corrientes de aire, cierra las ventanas y controla que no entre frío por la puerta. Después higienízate las manos. Asegura que la temperatura del sitio del baño ronde los 25 grados. Después llena la bañera con agua tibia, la misma debe ser de aproximadamente 35 grados. Para saber si la temperatura es correcta puedes comprarte un termómetro especial, estos no son muy costosos y puedes encontrarlos en diferentes locales especializados o farmacias.

Luego desnuda al pequeño y antes de introducirlo al agua limpia la zona que estuvo en contacto con el pañal, envuélvelo con la toalla y limpia su carita y sus orejitas con un trocito de algodón un poco húmedo.

Después acomoda al pequeño en tu brazo y lentamente introdúcelo al agua, ayudándote con la mano libre a mojarlo muy lentamente. Normalmente lo primero que hacemos es lavarle su cabeza. Luego el resto del cuerpo.

Es muy importante que mientras se encuentre en el agua le hables y sonrías, así se sentirá más a gusto. Cuando termines el baño envuélvelo en una toalla para secarlo y darle calor. Es muy importante que mientras lo seques no tome frío.

Si quieres contarnos tu experiencia con el primer baño de tu hijo puedes dejar tu comentario.

Fuente Imagen: Thinkstock

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *