Ejercicios de natación para embarazadas

Ejercicios de natación para embarazadas

Los ejercicio de natación para embarazadas son ideales durante el embarazo, porque el agua soporta el peso del cuerpo de la mujer, lo que reduce el estrés en sus caderas, rodillas y tobillos.

También ayuda a aliviar la retención de agua, empujando el líquido hacia arriba a través del cuerpo, y lo más importante cualquier persona en cualquier nivel de condición física, puede nadar durante el embarazo, realizando sencillos ejercicios.

Ejercicios de natación para embarazadas

Beneficios de la natación en el embarazo

La natación tiene muchos beneficios en el embarazo. La natación es un gran ejercicio que utiliza dos grandes grupos musculares, como los brazos y piernas; aporta beneficios cardiovasculares y permite a las mujeres embarazadas sentirse ligeras a pesar de los kilos extra añadidos por el embarazo, y plantea un riesgo muy bajo de lesiones.

Cualquier tipo de ejercicio aeróbico ayuda a aumentar la capacidad del cuerpo para procesar y utilizar el oxígeno, que es importante para la madre y su bebé, por lo que la natación mejora la circulación, aumenta el tono, la resistencia y la fuerza muscular.

Además hay que destacar que la natación en el embarazo ayuda a quemar calorías, sentirse menos cansado, dormir mejor, y hacer frente mejor a los desafíos físicos y emocionales del embarazo.

10 Ejercicios de natación para embarazadas

A continuación te proponemos los 10 mejores ejercicios de natación que puedes realizar durante el embarazo:

1- Para tener unos abdominales fuertes, puedes sujetarte al bordillo de la piscina, con la espalda pegada a la pared. Inspira, y con las piernas juntas y estiradas, elévalas lentamente mientras expulsas el aire; vuelve a la posición inicial y sube de nuevo las piernas, manteniendo una respiración coordinada.

2- Colócate flotando en la piscina en posición vertical, sacudiendo brazos y piernas para relajarlos, incluso puedes tumbarte unos minutos, haciendo el muerto, y concentrándote en tu respiración; este ejercicio será beneficioso para relajar los músculos.

3- Realiza ejercicios para que la pelvis quede suelta y libre de bloqueos; te puedes colocar de pie, y con la espalda recta, levanta una pierna y llévala lateralmente, hacia un lado y mantén el equilibrio durante unos segundos; luego baja la´pierna suavemente.

4- Este ejercicio es importante para fortalecer la parte superior de tu cuerpo, como los brazos, pectorales y tronco; para ello puedes colocarte de espaldas al bordillo de la piscina, con los brazos agarrados al borde en forma de cruz y eleva tu cuerpo, haciendo fuerza con los brazos.

5- Puedes sentarte sobre un cilindro de corcho y avanzar por la piscina, pero proporcionando un impulso con tus brazos, no con tus piernas, lo que fortalecerá tus brazos y pectorales.

6- Es importante realizar ejercicios para fortalecer el suelo de la pelvis; por ello, colócate de pie, cruza las piernas, y colócate de puntillas, mientras contraes el suelo pélvico y exhalas el aíre. Cuando bajes, relaja la pelvis y vuelve a coger aíre; puedes realizar este ejercicio, combinando puntas y talones.

7- Proporciona elasticidad al suelo de la pelvis, lo cual será muy beneficioso a la hora del parto; para ello agárrate al bordillo y apoya las plantas de los pies en la pared de la piscina, cerca de tus manos. Acerca el trasero a la pared con las piernas flexionadas y luego estíralas.

8- Mejora la circulación, donde el agua te debe de llegar a la altura del cuello; colócate de pie con los pies juntos y los brazos a lo largo del cuerpo, inspira y salta hacia arriba, sin sacar la barriga del agua y avanza por la piscina dando saltos.

9- Suelta las tensiones de tu espalda, y relaja tu cuerpo, lo cual lo puedes lograr subiendo y bajando tu cuerpo, concentrándote en la respiración.

10- Relaja tu cuerpo y sumérgete en la piscina en posición fetal, visualizando a tu bebé, que se encuentra relajado en tu tripa.

Desde nuestro blog de bebés te recomendamos que si te es posible pongas en práctica estos ejercicios de natación para embarazadas y ya verás como rápido notas sus beneficios.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *