Las piedras como juguete para los niños

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Cuando cumplen 3 ó 4 años las piedras se convierten en uno de los juguetes más sencillos: sirven de todos los tamaños y formas. Ya desde que son bebés muestran su predilección por ellas ,chupándolas, apilándolas, poniéndolas en fila.

niño-jugando-piedras

A medida que van creciendo su imaginación les ayudará a crear nuevos juegos: una piedra redonda será una rueda, un volante.Puedes pasar una tarde muy entretenida con tu hijo realizando los siguientes juegos:

  • busca 16 piedras planas más o menos del mismo tamaño. Forma un cuadro y pinta una linea con rotuladores resistentes al agua. Es recomendable que utlices distintos colores.
  • con una piedra sobre la cabeza realiza con tu niño un recorrido por la casa -estarás potenciando su equilibrio-. Aquí, el que menos tarde en recorrerla habrá ganado.
  • un juego clásico es esconder una piedrita en la mano para adivinar en qué puño se encuentra.
  • si ya tiene mucha práctica con las piedras puedes jugar a taparle los ojos ponerle varias piedras y dejarle que las toque para saber si la reconoce sólo con tocarla.
  • en piedras planas puedes pintar dos dibujos: estrellas, árboles, flores… y jugar a hacer una serpiente dominó.
  • construye una montaña de piedra: por orden probad a ir quitando piedra desde la base. Gana quien consiga 10 piedras sin que la montaña se desmorone.
  • si encuentras una piedra bien grande puedes hacer un pisapapeles artístico con los dibujos que se os ocurran.
  • también puedes imaginar animales en las piedras y dibujarlos.

Con todas estas ideas seguro que pasarás unos días de invierno muy entretenidos. Seguro que se te ocurren un montón de ideas. Te sugiero que las compartas con nosotras y nos cuentes tus experiencias. Si se te ocurren otros juegos que no impliquen juguetes comprados, por favor contesta a este post y ayudemos de este modo a potenciar la imaginación y erradicar el consumismo de los niños.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario