Cómo saber si mi hijo ve bien

Saber si tu hijo tiene la capacidad de ver bien es fundamental, para eso es necesario llevarlo al oftalmólogo para realizar controles periódicos, debemos recordar que su madurez visual llegará a los 8 años de edad. Luego de esa edad ya no se podrá reeducar la visión.Desde el momento en que tu hijo abre sus ojos por primera vez ya está en marcha su visión, gracias a ella tendrá importante información de lo que sucede en el mundo que lo rodea.

0 comentarios
adm834ha
sábado, 7 enero, 2012
anteojo

Según los médicos no es necesario llegar a la madurez visual para empezar los controles, muy por el contrario, estos controles deben hacerse desde mucho antes. Una buena alternativa es comenzar cuando ingresa al colegio.

De existir algún problema, durante la primera infancia se podría corregir los defectos que puedan existir. En el caso de detectar un trastorno antes de los controles es imprescindible acudir al oftalmólogo que lo observará y te aconsejará acerca de que tratamiento seguir, en el caso de que no existan problemas, podrás empezar a controlarlo a partir de los cuatro años.

Dentro de los problemas más frecuentes encontramos el estrabismo, la hipermetropía y la ambliopatia.

Hipermetropía: son aquellas personas que ven bien tanto de cerca como de lejos, el problema es que enfocan mal y se cansan. Los pequeños afectados son más inquietos que lo normal y tienen problemas para concentrarse. Además podrás ver que acercan más un ojo al otro al papel, torciendo su cabeza al intentar hacer diferentes tareas.

Este trastorno va desapareciendo con el paso de los años, pero si no lo hace será necesario reeducar la vista. El tratamiento consiste en llevar anteojos.

Miopía: la cantidad de miopes fue aumentando con el paso de los años por los hábitos que se tienen en estos tiempos. Es un problema habitual en las personas que normalmente no utilizan la visión de lejos. Los miopes ven mal de lejos y bien de cerca. Muchos niños nacen con este problema que se hace visible cerca de los dos años y medio y los cuatro.

Para darte cuenta veras que los niños se acercan mucho a la pantalla del televisor o tienen fuertes dolores de cabeza de manera constante.

Astigmatismo: es un problema fácilmente corregible, el problema es que no suele presentar síntomas. Podrás notar que el niño empieza a cometer errores en algunas letras o números. Además suele tener dolores de cabeza.

Estrabismo: el 4 por ciento de los niños lo sufren. Puede aparecer entre los dos y los dos años y medio. Es muy importante que los niños lleven un control en estos casos, normalmente se lleva un plan de ejercicios para llegar al paralelismo de los dos ojos.

Fuente Imagen: FLickr

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *